“Más de 2.000 alaveses son vigilados a distancia por sus médicos y enfermeras”