Osakidetza estrena una nueva Unidad de Recuperación Pos-Anestésica (URPA) en el HUA Txagorritxu con más boxes y mejoras en la seguridad y en el confort de las y los pacientes

La nueva URPA cuenta con una superficie total de 1250 metros cuadrados y ha supuesto una inversión de cerca de 6 millones de euros

El número de boxes se ha incrementado de 18 a un total de 38

La Consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ha visitado hoy, 16 de octubre, junto con la Directora General de Osakidetza, Rosa Pérez, y el Director Gerente de la OSI Araba, José María Pérez, la nueva Unidad de Recuperación Pos-Anestésica (URPA) de la OSI Araba. Esta unidad ha sido diseñada para cubrir las demandas del recién inaugurado bloque quirúrgico y representa una significativa expansión en términos de espacio disponible en comparación con las instalaciones anteriores. La inversión total (obras y equipamiento) destinada a estas mejoras asciende a casi 6 millones de euros, y el número de boxes se ha incrementado de 18 a un total de 38.

La nueva URPA ofrece hospitalización más prolongada, lo que supone un importante avance en la atención posoperatoria de nuestras y de nuestros pacientes. Este período extendido de cuidados permitirá monitorizar de manera más exhaustiva la recuperación de las y los pacientes, brindándoles el tiempo necesario para recuperarse de forma cómoda tras la cirugía, garantizando su seguridad en el proceso asistencial.

Estructura física

La nueva URPA, que cuenta con una superficie total de 1250 metros cuadrados, está dotada de 2 boxes de aislamiento individual para la atención de pacientes inmunodeprimidos o que precisen un estricto aislamiento microbiológico, de 5 salas preparadas para estancias superiores a 24 horas y de 5 boxes para pacientes de Pediatría, con un espacio para las y los acompañantes.

Además, dispone de una sala de información para familiares, incorpora una sala de espera, una zona de cuidados de pacientes, una zona de soporte clínico con varios controles de enfermería y almacenes de farmacia y de material fungible. También cuenta con una sala de trabajo, con despachos, con habitaciones para profesionales de guardia, así como con una zona de descanso de personal.

Este nuevo espacio ofrece accesos más amplios, una mejor iluminación, una mayor amplitud en las zonas de trabajo y un entorno más confortable y seguro, mejorando las condiciones de trabajo de las y los profesionales.

Modernización de equipos

Con una inversión de cerca de 1 millón de euros, esta unidad está equipada con tecnología de vanguardia y con recursos materiales de última generación, a fin de ofrecer una atención óptima a las y los pacientes durante su recuperación posanestésica, tras intervenciones quirúrgicas o procedimientos que requieran anestesia general, regional o sedación.

Asimismo, cuenta con un sistema centralizado de monitorización de pacientes y un equipamiento modular de almacenamiento. Además, está provista de un conjunto de instrumentos y de dispositivos avanzados, que incluyen un ecógrafo, un videoendoscopio, un electrocardiógrafo, respiradores y un monitor desfibrilador con marcapasos, entre otros.

8000 pacientes al año

La Unidad de Recuperación Pos-Anestésica atiende cada año a una media de 8000 pacientes, que reciben cuidados posanestésicos inmediatos tras someterse a cirugías o procedimientos diagnósticos o terapéuticos bajo anestesia general, regional o sedación. Esto supone una atención continua, especializada, integral y personalizada a las y los pacientes hospitalizados, en régimen ambulatorio y/o de urgencia.

Kirutrack

En las intervenciones quirúrgicas programadas se activará "Kirutrack" para las y los acompañantes de pacientes. Se trata de un sistema que proporciona información a tiempo real, a través de mensajes de texto (SMS) que se enviarán durante la intervención quirúrgica y durante el posoperatorio, informando de la ubicación de la persona paciente, de los traslados, de la finalización de la intervención y de la recomendación de acudir al punto de información. El objetivo de esta herramienta es mejorar la satisfacción de familiares y de acompañantes, reducir su ansiedad y optimizar la eficiencia de la información hospitalaria.

Esta expansión y modernización de la URPA refleja el compromiso del Departamento de Salud y de Osakidetza con la mejora de la atención sanitaria, asegurando que las y los pacientes reciban cuidados de la más alta calidad en un entorno propicio para su recuperación. La nueva Unidad de Recuperación Pos-Anestésica implica un avance en la infraestructura hospitalaria y refleja un enfoque humano y centrado en las necesidades de las personas atendidas. Esto se traduce en una constante búsqueda de innovación para promover la salud y el bienestar de toda la ciudadanía alavesa.

Próximos traslados previstos

Una vez puesta en marcha la nueva URPA, se van a acometer los traslados previstos en el Plan Director. De este modo, los servicios de Angiología y Cirugía Vascular, de Neurocirugía, de Cirugía Oral y Maxilofacial y la Sección de Raquis de Cirugía Ortopédica y Traumatología, pasarán a realizar su actividad quirúrgica en los dos quirófanos híbridos situados en el edificio de servicios generales (Área E).

Estos traslados implican, a su vez, movimientos intracentros e intercentros de diferentes servicios tanto en el HUA Santiago como en el HUA Txagorritxu. En los planos adjuntos se detalla la distribución por plantas de todos los servicios médico-quirúrgicos una vez finalizados los movimientos que se realizarán a lo largo de la primera quincena de noviembre.

Planos HUA Txagorritxu y HUA Santiago