“Los hospitales recuperan los servicios paralizados por la crisis y piden paciencia”

Cadena Ser Vitoria 07.05.2020

Txema Pérez, Subdirector Médico de la OSI Araba, habla en Cadena Ser Vitoria sobre cómo se encuentran los hospitales de Álava y los detalles del proceso de desescalada al que se enfrenta el sistema sanitario en las próximas semanas

El Hospital Universitario Araba ya está recuperando las citas que quedaron paralizadas por la crisis del Covid-19. Lo asegura el subdirector médico de la OSI Araba que advierte de que va a costar tiempo ponerse al día, ya que la demora acumulada en estos dos meses de actividad casi testimonial es importante. Además señalalos profesionales deben descansar después de un tiempo de gran presión laboral. Por eso pide paciencia a la ciudadanía.

Pérez explica que se va a ir llamando a los pacientes para comprobar en qué estado se encuentran y priorizar así las citas, según el grado de necesidad. Se combinarán asistencias telefónicas y presenciales, entre otras cosas, para evitar la concentración de pacientes en las salas de espera de los centros sanitarios.

En este momento, dice Pérez, “el número de nuevos contagios ha bajado mucho en Álava. Como ejemplo  ayer sólo ingresaron 3 pacientes en el hospital; es decir, afectados que requieren cuidados especiales. Aparte están los atendidos por atención primaria. Estamos en una situación de cierta “meseta”, con tendencia descendente en la incidencia del virus pero “no tan rápidamente como querríamos” y en la que pueden darse nuevos incrementos puntuales.”

De las 80 camas dispuestas para pacientes con Covid-19 en el Hospital Universitario ahora mismo hay 30 ocupadas por diagnósticos positivos, pero son pacientes que registran una estancia media mayor que el resto de patologías y además necesitan mucho espacio; por eso, ahora el problema reside en que, al recuperar la actividad, se precisan camas para otros procesos no relacionados con el virus.

Pérez concluye que si la situación médica se mantiene como hasta ahora, con una baja tasa de contagios, se puede avanzar en la desescalada de manera razonable y cauta sin bajar la guardia en las medidas de seguridad, higiene y distancia social. Y advierte de que -aunque no hay cifras todavía oficiales y concluyentes- estamos muy lejos de haber conseguido la llamada inmunidad de rebaño que nos permitiría controlar la epidemia.

Esa inmunidad parece ser más alta entre los profesionales sanitarios aunque tampoco sería suficiente y detalla que entre enfermos y asintomáticos 800 de los 4.000 profesionales alaveses habrían pasado ya el coronavirus.

Sobre los test, Txema Pérez asegura que durante la crisis no ha habido capacidad en los picos más altos de la epidemia para realizar pruebas a todos los pacientes y que sus decisiones a la hora de dar altas se han centrado en criterios clínicos. En este momento, afirma, lo más importante es centrar esos esfuerzos diagnósticos en la identificación de los nuevos sospechosos y sus contactos.