Una residente de la OSI Araba, premiada en la reunión anual de la Sociedad Vasca de Hipertensión