“Valoramos muy positivamente nuestra participación en los premios Best in Class”, dice el Doctor Bárez

Pregunta.- ¿Qué animó a la Unidad del Dolor a presentarse a estos premios Best in Class?
Respuesta.- El motivo de inscribirnos no era otro que conocer el nivel exigido y aprender cuanto pudiéramos de la experiencia.

P.- ¿Y cuál ha sido vuestra impresión?
R.- Pensábamos que gestionábamos correctamente la atención al paciente en el área sanitaria de Álava, pero esto había que validarlo con un tribunal externo. Y nos parecía buena idea presentar nuestra organización, nuestros datos y nuestros proyectos a competir con los demás, fuera cual fuera el resultado final.

P.- ¿Qué ha valorado el jurado?
R.- Creemos que se ha valorado positivamente la asignación de agendas como equipo y no personalizadas, así como la existencia de agendas específicas de enfermería. Todos los pacientes son citados tras el cribado de las peticiones de consulta, siendo los profesionales de la Unidad del Dolor quienes establecen la prioridad de la citación solicitada. Contamos con huecos suficientes para garantizar la citación de los pacientes preferentes en torno a diez días después de recibida la solicitud. Y los considerados de prioridad ordinaria son citados antes de transcurrir 30 días, cualquiera que sea la época del año. La demora media en 2014 para las todas primeras visitas fue de ocho días. La distribución de horarios y el tiempo de atención lo hemos ido diseñando en base a las necesidades y a la disponibilidad, y podemos considerar que están ajustadas. En todo caso, se analiza cada año finalizado (en realidad cada “curso escolar”), para determinar las necesidades de nuestros pacientes de cara al siguiente.Y se modifica lo que se cree conveniente.

P.- Además, mantenéis un acuerdo de derivación-consulta con la Primaria.
R.- Desde hace dos años mantenemos un acuerdo de derivación- consulta desde Asistencia Primaria mediante consultas no presenciales. Estamos muy satisfechos de su desarrollo, que sirve para compartir información, ayudar en la formación del personal y facilitar la eficiencia en la citación de los pacientes. De cara a la próxima OSI podemos considerar que el trabajo en la relación Primaria- Especializada está muy avanzado.
En relación a la atención no presencial, estamos convencidos de que cambiará (ya lo ha hecho) la manera de relacionarnos con nuestros pacientes. Hay que acercar al hospital a quienes lo necesitan y no hacerles venir para lo que puede ser solucionado a distancia. Evitamos desplazamientos de pacientes en malas condiciones meteorológicas, con movilidad reducida, desplazados temporalmente por motivos laborales, etc. El 40% de los pacientes de la Unidad del Dolor Crónico se atienden de forma no presencial. Ha resultado clave para “ganar” tiempo de asistencia presencial para quienes lo necesitan. Hay que resaltar que Osabide Global
como herramienta única de trabajo es indispensable para el éxito de todo nuestro proyecto.

P.- También incluisteis en la candidatura la gestión de la atención del dolor agudo.
R.- Se ha valorado la autogestión de la Unidad, ya que los médicos y enfermeras registramos la actividad diaria, citamos las consultas sucesivas, cumplimentamos las solicitudes de entrada en lista de espera de procedimientos o de intervenciones desde el propio despacho o área de trabajo donde nos encontremos, además de prescribir el 100% de los tratamientos desde Presbide. Así, los pacientes salen de nuestras consultas con el tratamiento, la cita o la solicitud correspondiente registrados en su historia electrónica. Por lo tanto, la información de la Unidad del Dolor se comparte automáticamente con todos los profesionales y con el propio paciente. De nuevo, Osabide Global ha posibilitado este tipo de gestión.
La gestión de la atención del dolor agudo postoperatorio también se ha incluido dentro del proyecto presentado a los premios BIC. Consideramos que implica a todo el hospital y no se limita a un servicio. Los acuerdos con todos los servicios quirúrgicos se llevan a la práctica desde hace años y los pacientes valoran sus buenos resultados cada año en la encuestas de salud.
Hay mucho camino por andar en los próximos tiempos, nuevos proyectos que nos mantendrán ocupados (e ilusionados), y que desarrollaremos en la nueva OSI Araba.