La Unidad de Arritmias de la OSI Araba recibe un reconocimiento de calidad de la Sociedad Española de Cardiología

El Servicio de Cardiología de la OSI Araba ha sido reconocido con el sello de calidad SEC Excelente

La SEC ha acreditado la calidad asistencial en cardiología de 37 hospitales de todo el estado, en un acto celebrado el pasado viernes, 15 de febrero, en la Casa del Corazón de Madrid. Un total de nueve centros han recibido el citado sello en asistencia ventricular mecánica, diez en insuficiencia cardíaca, siete en SCASEST (síndrome coronario agudo sin elevación del ST), seis en el seguimiento de dispositivos y once el sello SEC Primaria.

En concreto, la OSI Araba ha logrado la certificación SEC Excelente en el seguimiento de dispositivos de estimulación cardíaca por parte de la Unidad de Arritmias del Servicio de Cardiología.

El protocolo acreditado en nuestra OSI constituye un ejemplo excelente de integración asistencial de enfermería y especialistas en Cardiología en grupos de trabajo. El inicio de esta actividad conjunta nace con el seguimiento remoto de dispositivos en el año 2006 y su estructura, funcionamiento y aprecio por los pacientes la consolidan, considerándose la OSI Araba como centro de referencia nacional.

Los dispositivos implantables de estimulación cardiaca han crecido tanto en número como en complejidad desde su introducción en 1958. En la actualidad, incluyen marcapasos, desfibriladores automáticos implantables, holter subcutáneos y dispositivos de resincronización cardiaca para el tratamiento de la insuficiencia cardiaca.

La Sociedad Española de Cardiología audita y acredita la calidad asistencial cardiológica en el marco del programa SEC Calidad, cuyo objetivo es mejorar la prevención, diagnóstico y seguimiento de las enfermedades cardiovasculares.

Este programa, entre otros, integra los subproyectos SEC Excelente cuyo objetivo es contribuir a la mejora continua de la calidad asistencial tanto en el ámbito de los servicios clínicos como en la ordenación y gestión de los recursos.

Ambos subproyectos contribuyen a generar conocimiento y a mejorar la calidad asistencial, contando con la colaboración y apoyo científico, técnico e institucional tanto de los propios profesionales como de los gestores de servicios sanitarios.